Oye, oh Señor, mi voz con que a ti clamo; Ten misericordia de mí, y respóndeme. Enséñame, oh Señor, tu camino, Y guíame por senda de rectitud A causa de mis enemigos.

Salmos 27:7,11

Paso 2 / Reflexión